COACHING Y EL PRINCIPE

Desde que descubrí el maravilloso mundo del coaching, he comenzando a releer y estudiar los libros que en algún momento ejercieron una gran influencia en mi vida para comprenderlos y analizarlos ahora desde la óptica del coaching. En la actualidad me enfoco en el proceso de comunicación que plantea el autor, en el lenguaje que utiliza para  transmitir su información y en el esquema que desarrolla para que el lector capte la esencia de lo que plantea en su texto. De igual manera me gusta hacer, salvando las consideraciones históricas, un análisis para validar una hipótesis que me he planteado sobre el uso de una especie de arte de pre-coaching de parte de esos brillantes autores.

El príncipe, de Nicolás Maquiavelo, es un interesante libro que leí en mi juventud cuando me interesaba el mundo de la política. Escrito y publicado en el mes de julio del 1513. Es un clásico de la literatura universal y con sus 502 años de antigüedad, aun sus postulados mantienen vigencia en cuanto al comportamiento y actitudes debe poseer un gobernante o líder.

MAQUIAVELO.png

De Nicolás Maquiavelo lo primero que puedo señalar es su capacidad de observador de los fenómenos sociales, de Italia en el siglo XVI. Supo interpretar el comportamiento de los ciudadanos, sus deseos y temores. La sociedad de ese momento atravesaba por una profunda crisis social, donde el individualismo, los delitos y los excesos políticos eran lo común. Su preocupación por la perdida de los valores en la sociedad y de las personas se pone de manifiesto cuanto dice “…el escepticismo empezó a replegar y debilitar la fe, por lo que prolifero la muerte de los valores,” esto es contrario a lo que la gente en general piensa del maquiavelismo como una practica política alejada de los valores.

En una sesión de coaching, el coach ayuda a su coachee a detectar sus creencias limitadoras y sus creencias potenciadoras. También en la práctica cotidiana de coaching y de la Programación Neuroluinguistica decimos que: una creencia potenciadora del pasado puede ser una creencia limitadora en el presente y viceversa. Maquiavelo a su estilo aplico esta herramienta cuando le dice al príncipe: “Lo que parece virtud es causa de ruina y lo que parece vicio solo acaba por traer bienestar y la seguridad”, exhortando al príncipe a cuestionar las creencias que tiene hasta ese momento.

En lo que respecta al tan famoso y deseado cambio que buscan tan afanosamente las personas y las sociedades en estos tiempos modernos Maquiavelo nos dice “…un cambio deja siempre la piedra angular para la edificación de otro”  y mas adelante señala “estos revolucionarios tropiezan con serias dificultades, que todos los peligros surgen en su camino y que solo con gran valor pueden superarlos” el deseo de cambiar  viene de cada uno de nosotros y es valor lo que nos conduce al éxito y a la superación propia.

El momento mas cúspide en el cual encontré similitud entre la práctica del coaching moderno y lo que escribió N. Maquiavelo es en capitulo XIV denominado De los deberes de un príncipe para con la milicia, aquí el  señala a los príncipes la necesidad de hacer dos ejercicios: el primero el observar y conocer la zona donde ejerce su dominio o donde ejerce el poder y el segundo es el, ejercitar la mente, el estudiar y leer, analizar las victorias y las derrotas, estudiar el comportamiento de los hombres egregios de la antigüedad.

 Aquí en este capitulo hay la narración sobre una curiosa práctica que realizaba Filopémenes príncipe de los aqueos, llamado también “el ultimo de los griegos”  este rey en tiempos de paz cuando salía de paseo por la campiña con sus amigos, y oficiales de su ejercito  se detenía  y les preguntaba: “si el enemigo estuviese en aquella colina y nosotros nos encontrásemos aquí ¿de quien seria la ventaja? ¿Como podríamos ir a su encuentro, conservando el orden?, si quisiéramos retirarnos ¿Cómo deberíamos proceder? ¿Y como los perseguiríamos? De esta manera el príncipe de los aqueos, según Maquiavelo, “gracias a este continuo razonar, nunca, mientras guio a sus ejércitos, pudo surgir accidente alguno para el que no tuviese remedio alguno”.

Estimado lector, esto para mi opinión no es más que la práctica de un coaching antiguo, un coaching no estructurado, que .el rey de los aqueos le aplicaba a sus amigos y generales asegurándose así que buscasen en su mente las respuestas a las preguntas poderosas que el les formulaba en tiempos de paz para esta preparados en tiempos de guerra. De esta forma Maquiavelo le dice a un príncipe como de bebe de actuar al momento de comunicarse con sus aliados y subordinados, que busquen dentro se si las respuestas a los desafíos que representa el gobernar.

Hoy muchos lideres políticos podrían considerase como discípulos de Maquiavelo en lo calculadores y fríos al momento de actuar para lograr alcanzar sus fines no importándoles los medios, cuando en sus escrituras este excelente filosofo dejo interesantes aportes filosóficos de cómo ejercer el arte de la política.

Coach Norberto Peña

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s