El factor Wallenda en la toma de decisiones

Nik%20Wallenda.jpg

Una de las características fundaménteles del ejercicio del liderazgo es la toma de decisiones. Todo aquel que ejerza un cargo de gerente o de líder deberá estar dispuesto a asumir el riesgo que supone el decidir sobre el destino de las organizaciones. Como bien lo señala: Theodore Roosevelt  “La mejor decisión que podemos tomar es la correcta, la segunda mejor es la incorrecta, y la peor de todas es ninguna.” un líder sin capacidad de decisión es un ser muy dañino para su propia organización y para los que dependen de ella.

    Si las decisiones inician el proceso de liderazgo y gerencial y mueven el trabajo en las organizaciones, su ausencia o postergación pueden afectar su efectividad e impacto en el entorno. No obstante, hay que saber diferenciar dos situaciones: una, la postergación de la decisión, para la búsqueda de más información o de mejores alternativas; otra, la que se dilata, sin proporcionar nuevos elementos, y que puede conducir a dos situaciones una la “parálisis por análisis”. Expresiones típicas de este estado pueden ser: “necesito estudiar más el asunto”; “investiguemos más a fondo”; “conviene pedir otra opinión”; o “aún no estoy seguro”. La “parálisis por análisis” surge cuando colocamos tanto énfasis en el proceso de análisis, que quedamos atascados en él y no llegamos a decidir. Cuando se convierte en hábito, este estado termina impregnando cada vez más el proceso de decisiones, hasta llegar a las más simples y triviales, como qué detergente debo comprar. Y la otra La “Esperanza paralizadora” esta condición que hace que muchas personas por temor, se detengan a esperar por las condiciones ideales para actuar y quedan estancadas en el tiempo sin moverse ni evaluar otras opciones de acción ya que “algún día vendrá un tiempo mejor”.

      Goleman, Daniel en su libro de la Inteligencia Emocional de 1985, señala que “El temor, en la toma de decisiones, puede ser un estímulo a la búsqueda de mejores alternativas, ante los peligros o amenazas que podemos anticipar. Pero, si se instala obsesivamente en la mente del que tiene que decidir, tiene un efecto paralizante, no solo bloquea la capacidad de decidir, sino también de razonar y de actuar”. Los líderes y gerentes que se dejan invadir por el temor.

     El efecto Wallenda, denominado así por los investigadores de las ciencias sociales y del liderazgo en homenaje a Karl Wallenda un famoso equilibrista fallecido trágicamente en el 1978 al caer de una cuerda floja durante una exhibición en la ciudad de San Juan de Puerto Rico. Durante tres meses Wallenda pensó fue en caer, que esa era la mas peligrosa de sus caminatas, y se dedico a supervisar personalmente todo el proceso de instalación de la cuerda, algo que nuca había hecho. Luego del lamentable accidente su esposa señalo que  Karl había destinado todas sus energías a no caer más que  en caminar sobre la cuerda.

     El factor Wallenda se preocupa principalmente de las precepciones propias del resultado del suceso. Tiene que ver más con el juicio sobre el resultado de la acción y menos sobre el juico propio sobre la eficiencia de si mismo. Es decir algunos líderes o gerentes pueden estar muy seguras de sus propias capacidades, pero darse por vencidos porque creen que sus esfuerzos no producirán ningún resultado.

     En las organizaciones se presenta el factor Wallenda cuando los individuos han identificados factores extrínsecos en su proceso productivo y así saben que con un minino de desempeño y con un nivel dado de productividad en el trabajo obtienen un salario fijo, pero desempeños superiores no producen resultados monetario superiores.

Otro enfoque del factor Wallenda es el enfocarse en los pensamientos positivos de las acciones, Bennis, W. y Nanus B. en 1985, señalo que el efecto Wallenda también se podía definir como la capacidad de embarcarse en objetivos, de verter todas las energías en una tarea, no mirar hacia atrás y en tejer excusas por los hechos pasados. Cuando se va a tomar una decisión, o realizar una acción determinada, si el sujeto centra su preocupación en los problemas, en las amenazas, en la posibilidad del fracaso, pierde la concentración y energía que debe utilizar en la ejecución del proceso que debe conducir al resultado.

“El factor Wallenda tiene menos q ver con el juicio propio sobre la eficiencia de si mismo q con el juicio sobre el resultado de la acción”

Coach Norberto Peña

@MaturinCoaching

Anuncios

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jean dice:

    Buenos días Norberto, me identifico con tu artículo, actualmente en mi organización nos enfocamos en la solución de los problemas más no en el problema.

    Gracias por tus aportes.

    Me gusta

  2. Ana Figueroa De Acero dice:

    Norberto Excelente artículo! Gracias por compartirlo. Me identifico con lo expresado por ti, alguna vez me ha pasado. El creer que soy muy Joven para “X” o “Y” me ha paralizado y limitado en ir detrás de mis sueños. Pensar en el resultado no deseado impide avanzar en el logro de los objetivos/metas/sueños y hacen que estos se pierdan de vista (mi juicio jejeje) Gracias, Bendiciones!

    Me gusta

  3. MA.ISABEL SUAREZ dice:

    Excelente articulo amigo ! Tendra un lugar en mi carpeta de “articulos favoritos ” leidos a diario que fortalecen mi camino. Saludos

    Me gusta

  4. Excelente artículo Norberto. Yo aportaría que los Coaches son indispensables para evitar que los líderes de las organizaciones reproduzcan el factor Wallenda, al coadyuvar en el apalancamiento necesario para impulsar la acción y evitar que estos se queden atascados por pensar solo en los resultados no deseados. Saludos!

    Me gusta

  5. Roxana Gonzalez dice:

    Excelente artículo amigo querido!!! Felicidades y éxitos por tus logros. Saludos!!!

    Me gusta

  6. Janeth Rodriguez dice:

    Muy buen articulo Norberto. Situaciones que pasan muy frecuentemente en grandes corporaciones.

    Me gusta

  7. lrconsultora dice:

    Hola, muy bueno el articulo! Me gustaria hacerte un pedido, pero no encuentro una direccion de email para hacerlo. Me envias una? Gracias de antemano!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s